Skip to main content

Si bien para muchas personas una guitarra es un instrumento muy conocido e igual en todas sus presentaciones, lo cierto es que no todas son exactamente iguales. Hay guitarras creadas exclusivamente para los sonidos inconfundibles del flamenco. Pero, ¿qué pasa si un aprendiz desea interpretar este maravilloso género musical si sólo cuenta con una guitarra clásica? ¿Puede conseguirlo?

Como es bien sabido, el flamenco, expresión artística profundamente arraigada en la cultura española, no solo se manifiesta a través del canto y el baile, sino también a través de la magia que emana de las cuerdas de una guitarra. De allí se desprende que muchos tradicionalistas no conciban la interpretación de este género en su estado puro sin el instrumento adecuado.

Dado lo anterior, si eres un entusiasta o aprendiz de este arte, es probable que tengas la siguiente duda: ¿es posible tocar flamenco con una guitarra clásica? La respuesta es un rotundo sí. Aunque existen diferencias notables entre las guitarras flamencas y las clásicas, es posible interpretar flamenco con ambas. Eso sí, la elección del instrumento influirá en la calidad y autenticidad del sonido flamenco.

Diferencias entre guitarra flamenca y guitarra clásica

Para el ojo (y el oído) no entrenado, un tipo de guitarra poco o nada difiere de otra. ¡Pero vaya que sí hay diferencias! Los maestros constructores de estos instrumentos musicales – luthier – saben a la perfección que la madera utilizada, las curvas de ésta, y el material de las cuerdas pueden cambiar sustancialmente la profundidad o entonación del sonido. Es por ello que las guitarras clásicas pueden presentar un cuerpo de sonido diferente, al momento de ejecutar melodías del flamenco.

¿En realidad cambia de manera profunda el sonido? Vamos a comprender esto, entendiendo las diferencias entre ambos tipos de guitarras. La guitarra flamenca, diseñada específicamente para este género musical, se caracteriza por su construcción ligera, con maderas como el ciprés para los aros y fondo, y la tapa de abeto o cedro. Esto le confiere un sonido brillante y percusivo, ideal para el flamenco. Además, la acción de las cuerdas (la distancia entre las cuerdas y el diapasón) suele ser más baja que en las guitarras clásicas, facilitando la ejecución de técnicas flamencas como el rasgueado y el golpe.

Por otro lado, la guitarra clásica, utilizada en un amplio espectro de géneros, se construye con maderas como el palisandro para los aros y fondo y tiene una tapa de cedro o abeto. Su sonido es más cálido y redondo, con una mayor resonancia y sustain. La acción de las cuerdas es más alta para evitar trasteos al tocar piezas con arpegios o escalas rápidas.

¿Es posible lograr el sonido flamenco en una guitarra clásica?

Como mencionamos anteriormente, vemos que hay una diferencia considerable en la construcción de guitarras hechas específicamente para flamenco y las guitarras clásicas. Aunque esta última no está pensada para el flamenco, es posible aproximarse al sonido característico de este género. La técnica del guitarrista juega un papel crucial en este aspecto. Dominar el rasgueado, el alzapúa, el picado y el golpe en la caja de resonancia puede ayudar a emular el estilo flamenco.

La elección de cuerdas también es importante. Utilizar cuerdas de tensión media o baja puede facilitar la ejecución de técnicas flamencas y proporcionar un sonido más brillante. Además, ajustar la altura de las cuerdas para reducir la acción puede mejorar la comodidad al tocar y acercar el sonido al de una guitarra flamenca.

Repertorio flamenco para guitarra clásica

Como era de esperarse, el repertorio flamenco está pensado para la guitarra flamenca, pero existen numerosas piezas que pueden adaptarse a la guitarra clásica. Algunas de las más conocidas incluyen «Asturias (Leyenda)» de Isaac Albéniz, «Recuerdos de la Alhambra» de Francisco Tárrega y «Entre dos aguas» de Paco de Lucía. Estas obras, aunque no son estrictamente flamencas, incorporan elementos del flamenco que pueden ser interpretados en una guitarra clásica.

Además, muchos guitarristas clásicos han realizado arreglos de piezas flamencas tradicionales, como soleares, bulerías y fandangos, adaptándolas al sonido y las capacidades técnicas de la guitarra clásica.

Guitarra flamenco

Experiencias de músicos tocando flamenco con guitarra clásica

A lo largo de la historia, diversos guitarristas clásicos han experimentado con la interpretación de flamenco en sus instrumentos. Un ejemplo notable es Andrés Segovia, quien, a pesar de ser un guitarrista clásico, incluyó en su repertorio piezas con influencia flamenca. Su enfoque y técnica demostraron que es posible transmitir la esencia del flamenco a través de una guitarra clásica.

En la actualidad, guitarristas como Ana Vidovic y John Williams han interpretado obras con influencia flamenca, mostrando la versatilidad de la guitarra clásica. Estos músicos han adaptado su técnica y estilo para acercarse al sonido flamenco, demostrando que, aunque hay diferencias entre las guitarras flamenca y clásica, la pasión y el arte del flamenco pueden ser expresados en ambos instrumentos.

En conclusión, aunque la guitarra flamenca es el instrumento ideal para interpretar flamenco, la guitarra clásica puede ser una alternativa viable para aquellos que deseen explorar este género. Con la técnica adecuada, una elección cuidadosa de cuerdas y una adaptación del repertorio, es posible lograr un sonido flamenco auténtico en una guitarra clásica. La experimentación y el amor por la música flamenca son las claves para que los guitarristas clásicos puedan disfrutar y expresarse a través de este arte tan especial y único.